Cristina C.

En estos tiempos tan cambiantes y complicados, Las clases de Valeria suponen aire fresco, desconexión, positividad y fuerza. En un espacio de lo más agradable que hay en Madrid para hacer Yoga y con una maravillosa profesora. Qué más se puede pedir!