YOGA como ESTILO DE VIDA

Cuando hablamos del yoga desde esta perspectiva hacemos referencia a un estado de consciencia conectado al aquí y ahora.

Es entonces que la práctica o las posturas se convierten en una herramienta que facilita las condiciones para esa conexión y para calmar el ruido en mi mente, a través de la armonización de la energía física y la atención a la respiración. 

La intención es traspasar la esterilla y mantener ese estado en la vida cotidiana. Ya lo sé, una tarea difícil. Desde esa mirada se convierte en un estilo de vida. Cuando consigo hacer cada cosa conectada a mis cinco sentidos y en completa presencia.

Por eso se dice también que yoga es unión de cuerpo, mente y alma. Pasamos muchas horas separados o en «piloto automático» sin tomar consciencia de lo que estamos viviendo o sintiendo.

Te animo entonces a experimentar en tu propia vida el «estilo yogui» este fin de semana, ya sea al cocinar, al dar un paseo, al conducir en el coche o incluso al limpiar la casa. 

Ya me cuentas… ¡Feliz viernes! ¡Feliz vida!

Namaste,

Valeria.

Deja un comentario