MINDFUL TRAVEL: Viajes consicientes.

Se trata de una nueva forma de experimentar los viajes, de manera más consciente, que está creciendo de forma exponencial a nivel mundial, debido a la necesidad de desconexión, equilibrio y bienestar de las personas en su tiempo de ocio y relax. Combina el turismo con actividades específicas orientadas al cuidado personal.

Y es que vivimos en un mundo cada vez más interrumpido por pantallas, lo que nos vuelve más dispersos, aumenta las distracciones y también el estrés. A este ritmo de vida y excesiva conexión tecnológica de los últimos meses, se suman los cambios radicales y disruptivos que estamos viviendo, las incertidumbres futuras y la reducción de los contactos y actividades sociales, lo que aumentó la demanda de este tipo de experiencias turísticas.

El turismo se convierte entonces en un reflejo de esta sociedad cambiante que busca experiencias diferentes, centradas en lo humano, en la conexión “cuerpo, mente y alma” y con la naturaleza.

Y si bien tiene parte del Wellness, no se trata simplemente de ir a un SPA, comer sano, hacer deporte o tomar un masaje para aliviar las tensiones. Es un enfoque más amplio de cuerpo, mente y alma, que tiene también muchos puntos en común con el Slow Travel y la Fitcation o “vacaciones fitness”.

El Mindful Travel va un poco más allá y tiene su propia identidad. Para situarnos en contexto, a continuación detallo alguno de los servicios que puede incluir:

  • Desintoxicación tecnológica
  • Alimentación saludable y de km0
  • Yoga
  • Meditación
  • Estilo de vida mindfulness
  • Sostenibilidad
  • Baños de bosque
  • Crecimiento personal
  • Inmersión en la cultura local

Es decir, se ofrecen actividades que promuevan al cuidado personal desde una visión holística y ayuden a centrar la atención en el momento presente, para vivir cada experiencia con los cinco sentidos, siendo conscientes de las sensaciones, las emociones, los sonidos, los sabores, imágenes de una manera más amplia.

Y así como todo lo que sucede en la esterilla podemos continuarlo en la vida diaria, lo que comienza en un viaje puede convertirse en el primer paso de una vida más consciente, saludable y feliz.

¡Felices vacaciones!

Valeria. 🙂

 

Deja un comentario