CAMBIOS: la importancia del PRIMER PASO

Muchas veces sentimos que hay cosas que queremos cambiar en nuestra vida, desde un hábito, una forma de vida hasta una relación, pero nos quedamos en el deseo sin pasar a la acción.

Y si bien la mayoría de los cambios llevan su tiempo y recorrido, tal como comparto en mi libro, en mi experiencia te aseguro que el primer paso siempre fue un hito poderoso que marcó un punto de inflexión.

Quedarnos en la inacción por supuesto que eliminará los riesgos, pero también dejará fuera un abanico de posibilidades que pueden significar un mayor bienestar, saludfelicidad.

Es verdad que todos los procesos llevan su tiempo, y muchos cambios no llegan con el primer paso, sino que existen pruebas y aprendizajes. Lo mismo que nos sucedió desde pequeños, realizamos varios intentos hasta que nos lanzamos a caminar. Comenzamos gateando, luego conseguimos ponernos de pie, nos caímos y levantamos varias veces, hasta que finalmente ganamos suficiente confianza, estabilidad y equilibrio que volvieron nuestros pasos más firmes que incluso más tarde nos permitieron correr.

Se trata de un recorrido que requiere paciencia, trabajo, constancia, confianza y valentía. Aunque esto no quiere decir que por momentos no vayas a sentir dudas, vértigo o ansiedad, sino que a pesar de ello elijas continuar el camino guiado por el real anhelo de tu corazón.

Recuerda: “El primer paso muchas veces no te lleva a donde quieres ir, pero al menos te permite salir de dónde estás.”

No estás solo, caminemos juntos.

Namaste,

Valeria.

Deja un comentario